Tu casa es un refugio seguro.

Allí decides a quiénes invitas a entrar.

Es donde las conversaciones privadas quedan en privado.

Es el lugar para compartir recetas de familia y dar los primeros pasos.

Entre tú y tu casa, hay confianza.

Y, en Nest, valoramos esa confianza por encima de todo.

Por eso, tienes el control de tu información y tus dispositivos.

Por eso, nos esforzamos por proteger tus datos.

Y por eso, tu información no está en venta
para nadie.

Si nos invitas a tu casa, tenemos una regla inquebrantable:

Tu casa se merece el mismo respeto que la nuestra.

Tu casa es un refugio seguro

La privacidad y el control de tu información son más importantes que nunca.

A continuación, encontrarás los principios que rigen nuestro trabajo diario.

1. Creemos que tu casa es un lugar privado.

Detrás de la puerta de entrada, puedes ser tú mismo. También decides quién puede entrar.
Si nos invitas a entrar, respetaremos tu privacidad y seremos buenos invitados.

Creemos que tu casa es un lugar privado.

2. El control de tu casa debe estar en tus manos.

Es posible que los niños y tu perro no escuchen, pero nosotros sí. Creemos que el mejor modo de ganarnos tu confianza es que mantengas el control de tu información. Solo compartiremos información personal cuando nos des permiso explícitamente. Cuando nos des ese permiso, también te diremos qué información personal vamos a compartir y por qué. Además, puedes dejar de compartirla en cualquier momento.

3. Nos esforzamos por mantener tus datos seguros.

La privacidad es importante y la seguridad también. Por eso, encriptamos nuestras conexiones para contribuir a mantener tu información segura.

Además, nos mantenemos al tanto de las últimas amenazas para poder estar lo más atentos posible y asegurarnos de cerrar bien las puertas.

Nos esforzamos por mantener tus datos seguros.

Además, nos mantenemos al tanto de las últimas amenazas para poder estar lo más atentos posible y asegurarnos de cerrar bien las puertas.

4. Los datos pueden pensar en ti.

Las casas no deberían desperdiciar energía cuando no hay nadie en ellas. Deberían informarnos si las baterías de nuestra alarma de humo se están agotando.

Nos esforzamos por mantener tus datos seguros.

Con Nest, los datos se convierten en ahorros en tu factura de energía y en una huella de carbono más pequeña. Se convierten en una alerta en tu teléfono cuando hay algún problema. Se convierten en nuevas funciones que hacen que tu casa piense cada vez más en ti.

Y nos estamos poniendo repetitivos, pero esto es importante: tu información personal no está en venta para nadie.

5. Los vecinos se tienen que ganar tu confianza. Nosotros también.

No le das las llaves de tu casa a todo el mundo. Se las das a un vecino de confianza. Cuando compras un dispositivo Nest, haces algo muy parecido a confiarnos un juego de llaves. Y sabemos que, después de eso, debemos mantener tu confianza todos los días.

También nos puedes echar de tu casa en cualquier momento. Tenemos la función "Borrar mi cuenta", que quita toda tu información personal de nuestros servidores. Una vez que hayas borrado tu cuenta y desactivado la conexión Wi-Fi de los productos Nest, ya no podrás usar algunas de las funciones que tanto nos gustan, pero creemos que seguirás teniendo el mejor termostato, cámara y alarma de humo y monóxido de carbono del mercado.

Y, al igual que los vecinos hablan de lo que sucede, queremos que nos cuentes qué opinas de esto. Así que envíanos un correo electrónico en cualquier momento a .